4.6 Pruebas de Mercado

4_6

Los productos que hayan superado el apartado 4.5 están listos para ser probados como productos reales. En algunos casos el vendedor acepta lo que vio en las pruebas de concepto y evita la prueba de mercado, para lanzar el producto como ya a la venta. Por el contrario, otras empresas pueden preferir más información de un grupo más numeroso antes de comercializarlo.

El tipo más común de pruebas de mercado es poner el producto a disposición de un pequeño segmento seleccionado de nuestro mercado objetivo (ej. Una ciudad), en el que se vuelcan todos los esfuerzos de marketing como si se tratase de cualquier otro producto a la venta. En algunos casos, especialmente con los productos de consumo de venta al por menor, para que se pueda hacer la prueba de mercado, el vendedor se debe esforzar convenciendo a sus clientes de que compren y se lleven el producto a casa.

Si las pruebas de mercado muestran resultados prometedores, el producto está listo para ser introducido en un mercado más amplio. Algunas marcas introducen o dan a conocer el producto en fases. Esto les permite reforzar o ampliar la producción de forma más controlada y acertar en la estrategia de marketing  (marketing mix) a medida que el producto se distribuye en nuevas zonas.

next1

Disclaimer

LLP/LdV/TOI/2011/IRL-502 This project has been funded with support from the European Commission. The author is solely responsible for this publication (communication) and the Commission accepts no responsibility for any use may be made of the information contained therein.